25 octubre, 2019

25 frases fundamentales de Anaïs Nin

Considerada una de las escritoras fundamentales del siglo XX, la autora es una constante fuente de inspiración, en especial para mujeres y personas que desafían los roles de género definidos convencionalmente

Ángela Anaïs Juana Antolina Rosa Edelmira Nin Culmell, más conocida como Anaïs, Nin fue una escritora francesa, hija de padre cubano y madre española, mundialmente reconocida por sus textos altamente vanguardistas para su tiempo.

Autora de varias novelas avant-garde en el estilo surrealista francés, es más popular por sus escritos acerca de su vida, el erotismo, la búsqueda de libertad y su época, recopilados en los hoy clásicos Diarios de Anaïs Nin, volúmenes del I al VII.

Nació el 21 de febrero de 1903, en Neuilly-sur-Seine, París, Francia, y murió el 14 de enero de 1977, en los Ángeles, Estados Unidos.

Debajo se comparten 25 frases que solo pueden haber surgido de alguien que se animó a explorar los intricados laberintos del alma y eligió vivir la vida al extremo, con el corazón abierto y con total intensidad.

—————————————————————

1. No vemos las cosas como son, las vemos como somos.

2. Lanza tus sueños al espacio como una cometa y no sabes lo que te devolverán: una nueva vida, un nuevo amigo, un nuevo amor, un nuevo país.

3. Hay muchas formas de ser libre. Una de ellas es trascender la realidad por la imaginación, como yo intento hacer.

4. El secreto de la alegría es el dominio del dolor.

5. Sólo la fibra de la creación puede recrear tu propia vida perdida.

Sólo la fibra de la creación puede recrear tu propia vida perdida.

6. Lo que llamamos destino es en realidad nuestro carácter y el carácter puede ser alterado.

7. Algunas personas leen para confirmar su propia desesperanza. Otros leen para ser rescatados de ella.

8. Vamos a la luna que no está muy lejos. El ser humano está mucho más lejos de sí mismo.

9. Qué equivocado es para una mujer esperar que el hombre construya el mundo que ella quiere, en lugar de crearlo ella misma.

10. La función del arte es la de renovar nuestra percepción. 

La función del arte es la de renovar nuestra percepción. 

11. Está bien que una mujer sea, sobre todo, humana. Soy una mujer en primer lugar.

12. La vida es un proceso de devenir, una combinación de estados por los que tenemos que pasar. Donde la gente falla es que ellos desean elegir un estado y permanecer en él. Esto es una especie de muerte.

13. Rechazo las proporciones, las medidas y el tiempo del mundo ordinario. Me niego a vivir en un mundo ordinario como las mujeres ordinarias.

14. Los sueños pasan a la realidad de la acción. De las acciones surge otra vez el sueño, y esta interdependencia produce la forma de vida más elevada.

15. Negarse a vivir es morir… cuanto más das de ti mismo a la vida, más te nutre la vida.

Negarse a vivir es morir… cuanto más das de ti mismo a la vida, más te nutre la vida.

16. Me complazco en mis transformaciones. Parezco tranquila y consistente, pero pocos saben cuántas mujeres hay en mí.

17. La creación que no puede expresarse se convierte en locura.

18. Los mismos productos químicos se utilizaron en la composición de tu propio ser fueron utilizados en la cocina: son los que causaron la reacción más violenta, la contradicción y las burlas, la negativa a responder preguntas, pero el amor puestas en ellas y todas las especias fuertes de la relación humana están relacionadas con la pimienta negra, el pimentón, la salsa de soja, el ketchup y los pimientos rojos.

19. Lo que no puedo amar, lo olvido. ¿Es eso una verdadera amistad?

20. La realidad no me impresiona. Sólo creo en la intoxicación, en el éxtasis, y cuando la vida normal me encierra, de una forma u otra me escapo. No más muros.

La realidad no me impresiona. Sólo creo en la intoxicación, en el éxtasis, y cuando la vida normal me encierra, de una forma u otra me escapo. No más muros.

21. Y llegaba el día en que el riesgo de quedarse apretado en un brote era más doloroso que el riesgo de florecer.

22. Hay dos maneras de llegar a mí: por medio de besos o por medio de la imaginación. Pero hay una jerarquía: los besos por sí solos no funcionan.

23. No crecemos absolutamente, cronológicamente. Crecemos a veces en una dimensión, y no en otra; en una forma desigual. Crecemos parcialmente. Somos relativos. Somos maduros en un ámbito, infantiles en otro. El pasado, el presente y el futuro se mezclan y nos empujan hacia atrás, hacia delante, o nos ponen en el presente. Estamos hechos de capas, células, constelaciones.

24. El papel de una escritora no es decir lo que todos pueden decir, sino lo que todos son incapaces de decir.

25. La ansiedad es el mayor asesino del amor. 

La ansiedad es el mayor asesino del amor.