18 octubre, 2019

La sabiduría es como una flecha; la mente serena es el arco que la dispara

Tenzin Gyatso, más conocido como Su Santidad el XIV Dalái Lama, es el líder espiritual del budismo tibetano; dedicó su vida a llevar su mensaje de paz y amor universal alrededor del mundo; conoce sus 25 frases fundamentales

Inició sus estudios monásticos a los seis años de edad. Su curriculum consistía en cinco materias mayores y cinco menores. Las materias mayores eran lógica, arte y cultura tibetana, sánscrito, medicina y filosofía budista, ésta última se dividía en cinco categorías: Prajnaparimita -la perfección de la sabiduría-, Madhyamika -la filosofía del camino medio-, Vinaya -el canon de la disciplina monástica-, Abidharma, metafísica, y Pramana -lógica y epistemología-. Las materias menores eran poesía, música y arte dramático, astrología, composición y expresión, y sinónimos.

Reconocido mundialmente, el Dalai Lama es considerado por sus seguidores la reencarnación del bodhisattva Avalokitesvara. Sin embargo, él se refiere a sí mismo como «un simple monje budista».

Nació el 6 de Julio de 1935, en una pequeña aldea situada en Taktser, en Amdo en el noreste del Tíbet, en el seno de una familia de agricultores. Y fue apenas a la temprana edad de dos años que fue reconocido como la reencarnación del XIII Dalái Lama Thubten Gyatso.

women meditating on high mountain in sunset background

En el compendio de las 25 frases que se comparten a continuación, quedan reflejadas la sabiduría, la practicidad y el amor universal del lider espiritual galardonado con el Premio Nobel de la Paz, en 1989.

1. Puesto que todos compartimos el Planeta, es necesario aprender a vivir en armonía y en paz unos con los otros, y con la naturaleza. No se trata de un sueño sino una necesidad.

2. La gente suele tomar diferentes caminos en busca de la felicidad. El hecho de que ellos no estén en su camino, no significa que lo hayan perdido.

3. Cuando nos encontramos con la verdadera tragedia, podemos reaccionar de dos maneras en la vida: con la pérdida de la esperanza y caer en hábitos autodestructivos, o usando el desafío para encontrar nuestra fuerza interior.

4. Si nuestra mente se ve dominada por el enojo, desperdiciaremos la mejor parte del cerebro humano: la sabiduría, la capacidad de discernir y decidir lo que está bien o mal.

5. Un buen amigo que señala errores e imperfecciones y reprende el mal, debe ser respetado como si se revelara el secreto de un tesoro escondido.

Un buen amigo que señala errores e imperfecciones y reprende el mal, debe ser respetado como si se revelara el secreto de un tesoro escondido.

6. Paz no significia ausencia de conflictos: significa la solución de las diferencias por medios pacíficos; a través del diálogo, la educación, el conocimiento; y por medio de formas humanitarias.

7. Cuando reconoces que has cometido un error, toma medidas inmediatas para corregirlo.

8. Si queremos morir bien, tenemos que aprender a vivir bien.

9. Somos visitantes en este planeta. Estamos aquí por cien años a lo sumo. Durante ese periodo hay que tratar de hacer algo bueno, algo útil con nuestras vidas. Si contribuyes a la felicidad de otras personas, encuentras el verdadero sentido de la vida.

10. Aunque no sabemos lo que nos depara el futuro, debemos siempre hacer algo por la vida a favor de otros.

Aunque no sabemos lo que nos depara el futuro, debemos siempre hacer algo por la vida a favor de otros.

11. Abre tus brazos al cambio, pero no dejes de lado tus valores.

12. Los verdaderos enemigos son el enojo, el orgullo y la competencia.

13. Claro que creo en la determinación humana: a lo largo de la historia se ha comprobado que la voluntad humana es más poderosa que las armas.

14. Cuando dudo de mi existencia, me pellizco.

15. La oscuridad interior que llamamos ignorancia es la verdadera raíz del sufrimiento. A mayor luz interior, menor oscuridad. Ésta es la única forma de alcanzar la salvación.

Esa oscuridad interior que llamamos ignorancia, es la raíz del sufrimiento. A mayor luz interior, menor oscuridad. Ésta es la única forma de alcanzar la salvación.

16. Donde la ignorancia es nuestro maestro, no hay posibilidad de paz real.

17. La bondad o la maldad de los actos la determina su fruto.

18. Estoy convencido de que la verdad y el amor al final siempre prevalecen por sobre la violencia y la opresión.

19. Mi verdadera religión es la bondad. Si la practicamos en nuestra vida, poco importa si sabemos mucho o poco, o si creemos en Dios o en Buda, o en la próxima vida o en la reencarnación.

20. Todos los seres que habitan en esta tierra -tanto personas como animales- están aquí para contribuir, cada una a su manera particular, a la belleza y a la prosperidad del mundo.

Todos los seres que habitan en esta tierra -tanto personas como animales- están aquí para contribuir, cada una a su manera particular, a la belleza y a la prosperidad del mundo.

21. Hablamos mucho de la paz, pero ésta sólo puede existir cuando el ambiente es propicio. Debemos crear esta atmósfera y para hacerlo debemos adaptar la actitud correcta. La paz, básicamente, debe nacer en nosotros mismos.

22. La sabiduría es como una flecha. La mente serena es el arco que la dispara.

23. El verdadero practicante es un soldado que combate incesantemente contra sus enemigos interiores.

24. Lo que somos se lo debemos al afecto. Todos los días de nuestra existencia ocurren gracias al cariño.

25. Si dominamos nuestra mente, vendrá la felicidad.

Si dominamos nuestra mente, vendrá la felicidad.