18 octubre, 2019

Las 5 claves para una alimentación perfectamente equilibrada

Todos sabemos que somos lo que comemos y que no es lo mismo alimentarse que nutrirse; pero, ¿cuáles son los alimentos fundamentales para llevar una vida sana?

A continuación, se mencionan los 5 grandes grupos de alimentos esenciales para una salud integral, duradera y equilibrada:

1. Verduras y algas

Además de aportar casi todos los nutrientes necesarios, las verduras son fundamentales porque aumentan el volumen intestinal (esto regula el apetito o la sensación de saciedad), favorecen a un mejor tránsito intestinaldesarrollarn y mantiene la flora, poseen cualidades antiinflamatorias y antioxidantes y disminuyen los niveles circulantes de colesterol.

Se sabe, también, que le brindan relajación a la musculatura corporal y le otorgan una buena dosis de elasticidad a los tendones. 
Las verduras deberían ser la base de nuestra dieta. 

Las algas

Las algas o verduras del mar son sumamente importante ya que nos mineralizan. Sí, nos proveen los minerales necesarios para el correcto funcionamiento de nuestro sistema. No es necesario consumirlas en grandes cantidades, pero si de a pequeñas dosis en forma continua.

Otro de los beneficios de las algas es que tonifican los riñones.
Entre las más comunes podemos mencionar las kombu, wakame, dulse, arame, nori y espaguetti de mar.

El alga dulse y el alga nori se pueden consumir crudos y no requieren tiempo de remojo previo antes de ser consumidos.

2. Frutas

Al ser altamente ricas en vitaminas y antioxidantes, brindan una excelente protección a nuestros tejidos e impiden la acumulación de radicales libres (previniendo, así, el envejecimiento celular). Son, además, un endulzante y fuente de energía natural, y contienen el agua más purificada de la tierra.

Siempre se aconseja consumir frutas de estación y no comerlas después de las comidas.

3. Leguminosas y proteínas vegetales

Las leguminosas son el alimento de origen vegetal con el contenido proteico más elevado. Son también ricas en fibra, hierro, calcio, fósforo, magnesio, yodo, potasio y vitaminas del grupo B.

Dentro de este grupo podemos mencionar: lentejas, garbanzos, porotos aduki, alubias, guisantes, mung-dahl, soja, seitán, tempeh y tofu.

4. Cereales integrales

Son la fuente más importante de hidratos de carbono (principal fuente de energía del organismo y nutriente básico en la alimentación humana).

Se dividen en dos grandes grupos: con gluten (trigo, avena, centeno, espelta, kamut); y sin gluten: (arroz integral, maíz, trigo sarraceno, quinoa, amaranto, mijo).

5. Semillas y frutos secos

Las semillas (sésamo, chia, de girasol, de calabaza, de amapola, lino) y los frutos secos (almendras, castañas, nueces, anacardos, avellanas, piñones) restituyen la energía vital del cuerpo y le aportan mineralesvitaminas del grupo B y grasas sanas.

Los frutos secos son una poderosa fuente de energía acumulada, que nos revitalizan, nutren y brindan energía sin ocasionar cambios bruscos en los niveles de azúcar en sangre.

—————————————————————

Fuente: extraído y adapatado de una nota publicada en el blog de la Escuela de Yoga Mandiram, por la especialista en Alimentación Energética Pilar Piña.