23 febrero, 2020

5 palabras en sánscrito que todo yogui debe conocer

¿Sientes la barrera del idioma cuando practicas yoga? Si ese es el caso, estas 5 palabras son un buen comienzo para comenzar a romper esas barreras

No, tu profesor de yoga no está hablando tonterías o cosas sin sentido. Probablemente, las palabras que está diciendo y que tu no entiendes, son en sánscrito, el idioma más antiguo que se conoce, y que le dio origen a la mayoría de las lenguas indoeuropeas.

A continuación, se mencionan las 5 palabras que suelen escucharse con mayor frecuencia en las clases de yoga.

1. Asana

La pronunciación correcta es á-sa-na, que literalmente, significa «asiento», pero en la clase de yoga es bastante intercambiable con la palabra «pose». Por ejemplo, Balasana = Pose del niño, Navasana = Pose del barco … y así sucesivamente.

2. Namaste

Namasté (así se pronuncia) significa la luz divina dentro de mí saluda a la luz divina dentro de ti. Mi traducción increíblemente simplificada: soy increíble. Eres increíble. Todas estas otras personas son increíbles.

¿No es asombroso que practiquemos yoga juntos? Gracias por tu presencia.

3. Om

Om es el sonido primario, universal; es el origen de todos los mantras. La versión escrita de Om se ha convertido en un símbolo universal del yoga: adorna las paredes de los estudios de yoga y está tatuada en estudiantes de yoga de todas partes.

Pero, ¿qué significa? Esencialmente, que todos somos parte de este universo: siempre en movimiento, siempre cambiando, siempre respirando. Cuando cantas Om, estás aprovechando esa vibración.

4. Shanti

Shanti es paz. Cuando cantas, «Om shanti shanti shanti», es una invocación de paz.

En las tradiciones budistas e hindúes cantas shanti tres veces para representar la paz en el cuerpo, el habla y la mente.

5. Yoga

Todos sabemos que el yoga es la unión del cuerpo, la mente y el espíritu. Eso es lo que significa la palabra yoga: yugo o unión. Es, de hecho, la práctica de conectar nuestro cuerpo, mente y espíritu, pero también puede significar más que eso.

Se trata de conectarnos con nosotros mismos, entre nosotros, nuestro entorno y, finalmente, nuestra verdad.