5 septiembre, 2019

Reducir el consumo de carne animal es clave para salvar el Planeta

Somos la especie en peligro de extinguirlo todo. Y lo estamos haciendo. En los últimos años, la selva del Amazonas ya ha perdido cerca de una quinta parte de su superficie total; es decir, cerca de un millón de kilómetros cuadrados de masa forestal

Por Isha Escribano

A la selva del Amazonas se la conoce como «el pulmón de la Tierra»; tanto es así, que ella sola produce un 20 por ciento del oxígeno total del Planeta y participa activamente en la descarbonización de la atmósfera, impactando directamente sobre el ciclo del carbono.
Es, además, fuente de vida, riqueza natural y hogar milenario de cientos de comunidades.

Con una extensión de seis millones de kilómetros cuadrados, se constituye como la mayor selva tropical del mundo y abarca territorios, no solo en Brasil, sino en nueve países. Y así como la Amazonia es un gigantezco pulmón para la Tierra y todos los seres que la habitan, es también una inmensa fuente de acumulación de riqueza para las grandes industrias, gobiernos y empresas que la explotan de manera peligrosa, almarmante y tristementemente indiscriminada.

Ahora, ¿cuál es el principal motivo de semejante desastre ecológico?
Básicamente, el Amazonas está desapareciendo por la cada vez mayor demanda de carne animal y sus derivados para el consumo humano.
Sí, por si quedan dudas, la ganadería es la principal causa de deforestación en todo el mundo. Hecho que no escapa a la triste realidad del Amazonas, donde grandes extensiones de vegetación frondosa son cruelmente taladas para la cria y el engorde del ganado pero, más especialmente, para el cultivo de la soja que, a su vez, se utilizará luego para el engorde de pollos, cerdos y vacas, principalmente.

Básicamente, el Amazonas está desapareciendo por la demanda humana de carne animal para su consumo. Sí, por si quedan dudas, la ganadería es la principal causa de deforestación en todo el mundo.

Tanto es así que se calcula que el 80% de la deforestación en la Amazonia brasileña ha tenido como objetivo fundamental la expansión de pasturas. Y a pesar de que tan solo una cuarta parte de la producción de carne animal es destinada al mercado internacional Brasil es, junto con los Estados Unidos, el principal exportador mundial de carne.

La producción de soja -también vinculada con la industria de productos animales- se presenta como la segunda causa de destrucción y desaparición de la selva amazónica. De hecho, la soja es el principal «producto de exportación» de Brasil, cuyo principal empleo será para el engorde animal, que será luego consumido por los seres humanos.
China, por su parte, se ha convertido en el principal consumidor de la soja proveniente de América Latina -así como también de carne vacuna y su cuero-, seguida de Europa: más de la mitad de las casi 50 millones de toneladas de soja y sus derivados importados en 2016 por el Viejo Continente procedían de América Latina, especialmente de Brasil, Argentina, Bolivia y Paraguay.

La producción de soja -también vinculado con la industria de productos animales- se presenta como la segunda causa de destrucción y desaparición de la selva del Amazonas

¿Qué podemos hacer los ciudadanos de a pie?
Por empezar -y esta sola acción en masa tendría un tremendo impacto positivo en el cuidado global del medio ambiente-, disminuir el consumo de carne, en lo posible a cero, y adoptar una dieta vegana o vegetariana. Y, mejor aun, si los alimentos de origen vegetal que consumimos son ecológicos y locales.

Por otra parte, diversas organizaciones ambientalistas enumeran una serie de medidas a tener en cuenta a la hora de elegir la madera: 1, la local es siempre una muy buena opción; 2, que sea reciclada y reciclable; 3, procurar reciclar y prolongar la vida útil de los muebles.
Por último, otro de los grandes problemas de la explotación del Amazonas se debe a la enorme riqueza de minerales e hidrocarburos allí presentes, y su consecuente explotación.

No lo olvidemos. El Amazonas es una extensión de 7 millones de kilómetros cuadrados de selva húmeda donde habitan al menos 250.000 indígenas nativos, se produce el 25 por ciento del agua fresca potable total y habita el 33 por ciento de la biodiversidad del mundo.
No obstante, cada día se pierden 137 especies de plantas, animales e insectos, y cada año se destruyen aproximadamente 1,5 millones hectáreas de bosques.
El 20% de la selva ya no existe. La exterminamos.
Una vez más: el Amazonas es el pulmón del planeta. Y bajo este generoso y vasto cielo nadie, absolutamente nadie, puede vivir sin respirar.


*Isha Escribano es cantante, música y compositora; escritora y periodista; médica psicoterapeuta y life coach; conferencista; instructora de yoga, técnicas de respiración y meditación.

Recibida en la Universidad de Buenos Aires, en 1993, cuenta con más de 25 años de experiencia en psicoterapias y sesiones de life-coach personales y grupales; 20 años de profundo estudio teórico y práctico de Ciencias Védicas; un Fellowship sobre Budismo e Hinduísmo en la Universidad de Cambridge, Inglaterra; conocimientos avanzados de medicina ayurveda y un año de residencia en Clínica Médica en el Hospital Italiano de Buenos Aires.En los últimos 15 años brindó conciertos por todo el mundo, especialmente en Latinoamérica, y les dio cursos y talleres de desarrollo personal a más de 10 mil personas. En las sesiones de terapia, presenciales u online, vuelca y comparte su experiencia de intensa vida personal, su profunda búsqueda espiritual y su mixtura de conocimientos científicos, artísticos y humanistas, provenientes de diversas culturas y corrientes de pensamiento. Suelen ser terapias cortas (generalmente de no más de 8 sesiones, con intervalos de 15 días a un mes, salvo situaciones excepcionales), apuntadas a resolver situaciones actuales puntuales y a modificar, eventualmente, ciertos hábitos cotidianos. Como periodista y escritora, publicó más de 400 artículos de opinión, crónicas de viajes, ensayos y entrevistas en diversos medios gráficos de la Argentina y el exterior, principalmente entre 2000 y 2005. Su oficio de cronista la llevó a viajar por todo el mundo y a entrevistarse con figuras nacionales e internacionales de los más diversos ámbitos, culturas y tradiciones. También trabajó como columnista en programas radiales y como conductora televisiva en programas de salud. En 2006 fundó Igooh, el primer sitio argentino online de expresión ciudadana (y uno de los primeros de Latinoamérica), con contenido generado por los usuarios y sin moderación previa de comentarios. En 2007 fue nombrada Miembro Titular de la Academia Nacional del Folklore de la República Argentina. En 2008, creó Indra Mantras -el primer proyecto de mantras pop de Sudamérica-, con el objeto principal de popularizar los mantras y elevar los valores humanos en la sociedad por medio de la música y el arte. Su discografía incluye siete discos: -dos de folklore argentino: Por el sendero (2005); y De tierra y viento (2014); -y cinco de Indra Mantras: Niranjana (2008); Living Sessions (2011); Everything is love (2013); Siente (2016) y Canta (2019).Es instructora y fundadora (2001) de El Arte de Vivir en la Argentina. Por razones laborales y personales vivió en Boston y Nueva York (Estados Unidos), Cambridge (Inglaterra), Leipzig y Berlín (Alemania), Zurich (Suiza), Estocolmo y Västerås (Suecia). Además de español, habla fluido en inglés y tiene conocimientos de italiano, portugués, sueco, sánscrito y alemán.Isha es transgénero mujer.Vegetariana. Yoguini. Activista trans. Ambientalista. Nació en Pergamino, provincia de Buenos Aires, Argentina, el 10 de marzo de 1969. •Comenzó su transición de género el 3 de enero de 2019.