9 agosto, 2019

Las 4 fuentes de energía que nos ayudan a eliminar el estrés

En estos tiempos, ¿quién no ha padecido estrés? ¿Quién no ha sido presa, alguna vez, de las oscilaciones anímicas que este mal compañero tiende a generarnos a nuestro pesar? Depresión, desesperanza, baja autoestima, desconfianza, agresividad, irritabilidad, falta de claridad mental… Todo eso puede revertirse o prevenirse

Por Isha Escribano

Sabemos que el estrés afecta desde la capacidad de concentración hasta la calidad del sueño. Sin embargo, no siempre se tiene en cuenta, o simplemente no se conoce, que una serie de simples técnicas, hábitos y actividades resultan de gran ayuda para contrarrestar sus efectos. Y que cuando tenemos buenos niveles de energía vital (prana, en India; chi, en China), queda poco margen para que el estrés se entrometa con nuestra calidad de vida. Los antiguos textos védicos nos enseñan que existen cuatro fuentes básicas de energía vital: la alimentación, el sueño, la respiración y la meditación o el estado placentero de la mente. Veamos.

1. Alimentación. Los alimentos frescos, como las verduras, las frutas o las comidas recién preparadas aumentan el nivel de prana o energía vital. Lo reducen, por el contrario, todos los alimentos enlatados, congelados, recalentados y excesivamente condimentados, grasos o dulces, así como las carnes rojas y blancas, el cigarrillo, las bebidas alcohólicas y las drogas en general. Se recomienda respetar las tres comidas básicas (desayuno, almuerzo y cena) en horarios establecidos, a las que se le pueden agregar colaciones de frutas, verduras o cereales. Con respecto a los líquidos, es aconsejable consumir diariamente por lo menos dos litros y medio de agua sin gas (cuando se realizan ejercicios intensos o en condiciones de calor, la ingesta debe ser aún mayor); y, en lo posible, evitar las gaseosas. El gas, que es dióxido de carbono, es tóxico para el organismo; y, después de todo, es esa misma sustancia precisamente la que eliminamos al respirar. El consumo de cafeína no hace más que potenciar los efectos del estrés. El café, las gaseosas colas, el mate, los chocolates y los tés (excepto los de hierba) contienen cafeína. (Es importante tener en cuenta que el consumo de cafeína debe disminuir gradualmente puesto que la abstinencia abrupta puede producir fuertes migrañas).


2. Descanso. Lo ideal es respetar los horarios de sueño y dormir entre 6 y 8 horas diarias. Las mejores horas para descansar son entre las 10 de la noche y las 6 de la mañana. Y, puesto que el cansancio es acumulativo, se hace muy difícil recuperar el sueño perdido.

3. Técnicas de respiración. La respiración es un proceso automático, espontáneo e involuntario que al ser modificado voluntariamente mediante técnicas específicas de respiración, como los pranayamas o el Sudarshan Kriya, nos permite, entre otras cosas, eliminar una gran cantidad de las toxinas acumuladas en nuestro organismo.

4. Meditación o estado placentero de la mente. ¿Somos conscientes de que las quejas y los insultos, así como los elogios o la sensación de gratitud influyen directamente sobre nuestro estado anímico? La meditación es una de las técnicas más antiguas y simples que nos conecta con nuestra verdadera paz interior, y nos genera una visión de la realidad más alentadora. Lo mismo que la oración, por medio de la cual también nos elevamos a un estado placentero de la mente. Algunas otras formas de eliminar el estrés o contrarrestar sus efectos son: la práctica regular de ejercicio aeróbico, como las caminatas, el ciclismo, la natación, la gimnasia, la danza aeróbica y el jogging. Asimismo, el yoga y el tai chi se encuentran dentro de esta categoría. Se recomienda realizar ejercicios aeróbicos al menos tres veces por semana, durante un mínimo de veinte minutos. Divertirse, reírse con o sin razón y tomar la realidad con sentido del humor. Ayudar desinteresadamente a los demás (actitud de servicio) y dejarse ayudar. Participación en actividades artísticas: teatro, pintura, música, escritura…


En fin, todolo aquí mencionado no son más que herramientas que nos ayudan a conectarnos más profundamente con nuestra verdadera existencia. Sólo desde ese espacio podremos darnos cuenta de que el estrés no es más que una máscara. Y que debajo de esa máscara no hay más que pureza. Amor y paz: eso es lo que verdaderamente somos. Ese es el tesoro que todos llevamos algo escondido en nuestro interior.

*Isha Escribano es cantante, música y compositora – fundadora y lider de Indra Mantras –; escritora y periodista; médica psicoterapeuta; conferencista; e instructora de yoga, técnicas de respiración y meditación.

Recibida en la Universidad de Buenos Aires, en 1993, cuenta con más de 25 años de experiencia en psicoterapias y sesiones de life-coach personales y grupales; 20 años de profundo estudio teórico y práctico de Ciencias Védicas; un Fellowship sobre Budismo e Hinduísmo en la Universidad de Cambridge, Inglaterra; conocimientos avanzados de medicina ayurveda y un año de residencia en Clínica Médica en el Hospital Italiano de Buenos Aires.

En los últimos 15 años brindó conciertos por todo el mundo, especialmente en Latinoamérica, y les dio cursos y talleres de desarrollo personal a más de 10 mil personas.

En las sesiones de terapia, presenciales u online, vuelca y comparte su experiencia de intensa vida personal, su profunda búsqueda espiritual y su mixtura de conocimientos científicos, artísticos y humanistas, provenientes de diversas culturas y corrientes de pensamiento. Suelen ser terapias cortas (generalmente de no más de 8 sesiones, con intervalos de 15 días a un mes, salvo situaciones excepcionales), apuntadas a resolver situaciones actuales puntuales y a modificar, eventualmente, ciertos hábitos cotidianos.

Es fundadora de El Arte de Vivir en la Argentina y Miembro Titular de la Academia Nacional del Folklore de la República Argentina.

En 2008, creó Indra Mantras -el primer proyecto de mantras pop de Sudamérica-, con el objeto principal de popularizar los mantras y elevar los valores humanos en la sociedad por medio de la música y el arte.

Por razones laborales y personales vivió en Boston y Nueva York (Estados Unidos), Cambridge (Inglaterra), Leipzig y Berlín (Alemania), Zurich (Suiza), Estocolmo y Västerås (Suecia). Además de español, habla fluido en inglés y tiene conocimientos de italiano, portugués, sueco, sánscrito y alemán.

Isha es mujer transgénero. Nació en Pergamino, provincia de Buenos Aires, Argentina, el 10 de marzo de 1969.