15 abril, 2019

La variedad de cáctus que creció sin espinas a base de ternura y amor

Ningún ser viviente de esta Tierra, incluidas las plantas, necesita mecanismos de protección ni espinas defensivas si se siente amado, cuidado, protegido y respetado

Por Isha Escribano

En 1892, a diez años de la muerte de Charles Darwin y a cinco de la del físico, filósofo y psicólogo alemán Gustav T. Fechner, un catálogo de horticultura de cincuenta y dos páginas titulado New Creations in Fruits and Flowers, que vio la luz en Santa Rosa, California, levantó un revuelo fenomenal en los Estados Unidos.

A diferencia de otras publicaciones semejantes que no contenían más de media docena de novedades entre las centenares que anunciaban, la flamante clasificación, de un tal Luther Burbank, no mencionaba una sola planta conocida.

Luther Burbank y sus cactus sin espinas.

Manly P. Hall, fundador de la Philosophical Research Society de Los Ángeles, y estudioso de las religiones comparadas, de la mitología y del esoterismo, contó que el mismo Burbank le había confesado que cuando quería que sus plantas se desarrollasen de una manera particular o de una forma no común a su especie, él les daba todo el amor del mundo, se ponía de rodillas y les hablaba con ternura.

él les daba todo el amor del mundo, se ponía de rodillas y les hablaba con ternura.

Años más tarde, Hall escribió lo que Burbank le contado a su amigo Paramahansa Yogananda sobre su cultivo del cactus sin espinas, procedimiento que le llevó años, durante los cuales no tuvo más remedio que arrancarse al principio de las manos, con alicates, cientos de pinchos: “El secreto para mejorar el cultivo de las plantas es, aparte del conocimiento científico, el amor”.

“El secreto para mejorar el cultivo de las plantas es, aparte del conocimiento científico, el amor”.

En su célebre autobiografía, Yogananda observa: “La modestia con la que Burbank sobrellevaba su fama científica me recordaba repetidamente los árboles que inclinan al suelo sus ramajes repletos de frutos maduros; pues es el árbol desnudo el que eleva su cabeza en un alarde hueco”.

Burbank con Paramahansa Yogananda.

Unas páginas más adelante, el gran maestro espiritual indio agrega: “Aun cuando la forma de Burbank yace en Santa Rosa, bajo un cedro del Líbano que él mismo plantó hace años en su jardín, “su alma se encuentra para mí en el santuario de todas y cada una de las flores que se abren a lo largo del camino”.

su alma se encuentra para mí en el santuario de todas y cada una de las flores que se abren a lo largo del camino.

Gradualmente, la útil planta de los desiertos produjo una variedad sin espinas. Ya no había nada que temer ni de lo que defenderse.

Burbank entre sus grandes amores, las plantas.

—————————————————————
*Isha Escribano es cantante, música y compositora; escritora y periodista; médica psicoterapeuta y life coach; conferencista; modelo; instructora de yoga, técnicas de respiración y meditación.

Recibida en la Universidad de Buenos Aires, en 1993, cuenta con más de 25 años de experiencia en psicoterapias y sesiones de life-coach personales y grupales; 20 años de profundo estudio teórico y práctico de Ciencias Védicas; un Fellowship sobre Budismo e Hinduísmo en la Universidad de Cambridge, Inglaterra; conocimientos avanzados de medicina ayurveda y un año de residencia en Clínica Médica en el Hospital Italiano de Buenos Aires.En los últimos 15 años brindó conciertos por todo el mundo, especialmente en Latinoamérica, y les dio cursos y talleres de desarrollo personal a más de 10 mil personas. En las sesiones de terapia, presenciales u online, vuelca y comparte su experiencia de intensa vida personal, su profunda búsqueda espiritual y su mixtura de conocimientos científicos, artísticos y humanistas, provenientes de diversas culturas y corrientes de pensamiento. Suelen ser terapias cortas (generalmente de no más de 8 sesiones, con intervalos de 15 días a un mes), apuntadas a resolver situaciones actuales puntuales. Como periodista y escritora, publicó más de 400 artículos de opinión, crónicas de viajes, ensayos y entrevistas en diversos medios gráficos de la Argentina y el exterior, principalmente entre 2000 y 2005. Su oficio de cronista la llevó a viajar por todo el mundo y a entrevistarse con figuras nacionales e internacionales de los más diversos ámbitos, culturas y tradiciones. También trabajó como columnista en programas radiales y como conductora televisiva en programas de salud. En 2006 fundó Igooh, el primer sitio argentino online de expresión ciudadana (y uno de los primeros de Latinoamérica), con contenido generado por los usuarios y sin moderación previa de comentarios. En 2007 fue nombrada Miembro Titular de la Academia Nacional del Folklore de la República Argentina. En 2008, creó Indra Mantras -el primer proyecto de mantras pop de Sudamérica-, con el objeto principal de popularizar los mantras y elevar los valores humanos en la sociedad por medio de la música y el arte. Su discografía incluye siete discos: -dos de folklore argentino: Por el sendero (2005); y De tierra y viento (2014); -y cinco de Indra Mantras: Niranjana (2008); Living Sessions (2011); Everything is love (2013); Siente (2016) y Canta (2019).Es instructora y fundadora (2001) de El Arte de Vivir en la Argentina. Por razones laborales y personales vivió en Boston y Nueva York (Estados Unidos), Cambridge (Inglaterra), Leipzig y Berlín (Alemania), Zurich (Suiza), Estocolmo y Västerås (Suecia). Además de español, habla fluido en inglés y tiene conocimientos de italiano, portugués, sueco, sánscrito y alemán.Isha es mujer trangénero.Vegetariana. Yoguini.Activista trans. Ambientalista.Nació en Pergamino, provincia de Buenos Aires, Argentina, el 10 de marzo de 1969. •Comenzó su transición de género el 3 de enero de 2019.
—————————————————————