16 octubre, 2019

Medicina Ayurveda: 16 tips saludables para la primavera

Los cambios de estación son, según la ancestral ciencia india, el momento del año en el que más vulnerables somos a enfermarnos

Básicamente, la medicina ayurveda simplifica los muchos factores que influyen en la salud y los organiza en 3 principios -o doshas, en sanscrito-: vata (aire y eter), que corresponde a lo frío y seco, y cuya estación es el inviernopitta  (fuego), que corresponde al calor, a la fogosidad, lo aceitoso y al verano; y Kapha (tierra y agua), con las cualidades de frialdad, pesadez, lentitud y humedad y cuya estación es la primavera.

El equilibrio de estos 3 principios es vital para la preservación de nuestra salud en general.

En primavera, la Madre Tierra se despierta y comienza a brotar. Luego, la energía asciende y todo se despliega, reverdece y florece en colores. Es un momento del año en el que nos volvemos a sentir más enérgicos y con más ganas de salir. 

Es la estación de las flores, de los días luminosos, de las brisas que anuncian el buen tiempo y ganas de pasar más tiempo fuera y también la estación más incómoda para muchas personas: es el tiempo del moco y de la congestión.

Debido al calor, el frío acumulado en el invierno lentamente se disipa y el kapha acumulado en el cuerpo se licúa. Y por eso que muchas personas se engripan en esta estación.

Por eso, a medida que la primavera avanza y la temperatura asciende, es recomendable cambiar de las rutinas pacificantes de kapha a las rutinas pacificantes de pitta. 

Debajo, se comparten una serie de rutinas y sugerencias que ayudan mantener la salud equilibrada y a hacer una armoniosa transición del invierno al verano.

1. Cúrcuma querida. incluirla más que nunca en tés y comidas. También sirva para preparar shots antialérgicos, antiinflamatorios, antireumáticos, con:  (1 🥄 de café de cúrcuma + 1 🥄 de miel + agua tibia), y tomarlo 1 a 3 veces por día.

2. Especias. La idea es ir cambiando de a poco de especias calentantes (pimienta larga, pimienta negra, semillas de mostaza, clavo de olor, entre otras) a especias enfriantes como el regaliz (no para embarazadas ni personas hipertensas), las semillas de hinojo y de coriandro, menta, azafrán, rosas, cardamomo, cúrcuma y un poco de canela y de comino.

3. Lubricación de orificios. Sobre todo orejas y narinas, con algún aceite comestible o con ghee. Así los alérgenos en vez de contactar con tu mucosa contactan con el aceite/ghee y se eliminan fácilmente.

4. Meditación.Para calmar la mente y disminuir el stress. Muchas gripes primaverales y alergias son por tensión y falta de descanso.

5. Chau mocos. Evitar al máximo los dulces industriales, lo ácido y lo salado, el helado, las bebidas frías y la leche, ya que generan mucha mucosidad en el cuerpo. Y no dejar para mañana el té de jengibre que puedes hacer y tomar hoy.

6. Dieta. Seguir la dieta acorde al biotipo personal. Se sugiere no hacer combinaciones incompatibles que bloquean los canales de circulación, como leche y yogurt, carnes y lácteos, leche con cualquier fruta, especialmente banana (preparar los licuados con leche de almendras y canela), y melón con cualquier cosa (siempre mejor comerlo solo). También es importante ir disminuyendo los irritantes hacia el verano, como: tomate, morrón, frutas ácidas o inmaduras, alcohol, cafeína y mateína. 

7. Go vegan. Es una buena estación para probar leches vegetales (almendras, castañas de cajú, arroz) y reemplazarlos por las de vaca, ya que nos congestionan. La leche de alpiste es muy buena para quemar grasas. Mi preferida es la de almendras. Te dejo algunas recetas acá!

8. Asanar. Los asanas de yoga ideales para esta estación incluyen: saludo al sol, pez, barco, león, camello. La parada de cabeza o de hombros son posturas ideales para aliviar la retención de líquidos. 

9. A moverse. Dos opciones prácticas: despertarte temprano y salir a caminar, o ejercitar al final del día.

10. Crudo.  Cuando empiece el calor, si el agni digestivo está fuerte, es aconsejable dejar un poco las verduras cocidas del invierno e incluir verduras crudas (al principio, sólo en el almuerzo).

11. Masajes. Son ideales para remover las toxinas acumuladas en músculos y resto del cuerpo. Si tu cuerpo es caliente, cambia el aceite de sésamo por aceite de coco.

12. Saluda al sol al amanecer.  Si te despiertas cuando sale el sol vas a levantarte con mucha más energía. No se aconseja dormir hasta tarde en primavera y verano.

13. Bendito hígado. Para ayudarlo a que nos desintoxique mejor, pueden hacerse al menos una vez por semana una infusión amarga de boldo, carqueja, cola de caballo y/o cardomariano. Son feas. Pero hacen muy bien.

14. Jala Neti. Si estás con alergias puedes hacerte una ducha nasal todos los días. Puedes aprender a hacerlo acá, en el videíto explicativo.

15. Juice lovers.Es la estación perfecta para hacer un reposo digestivo de unos días de sólo jugos. Empezar por un día a la semana. Y cuando se instale más el calor, puedes ir aumentando la cantidad de días. No te olvides de especiarlos con jengibre, canela, cardamomo o lo que te guste, así los digieres mejor.

16. Ujjayi. Este pranayama también llamado respiración victoriosa u oceánica por el sonido que produce es bueno para aumentar la inmunidad y prevenir todo tipo de alergia.