2 marzo, 2019

Adriana Schnake: “Nos creímos el cuento de que la seguridad pasa por tener más”

Actualmente se pretende trabajar mucho más de lo que se descansa y ganar mucho más de lo que se consume, observa la renombrada psiquiatra chilena

Por Isha Escribano

Al terminar de releer la entrevista que le había hecho a “La Nana”; varios años atrás, tomé conciencia de cuánto de lo que me contó ese día tuve presente en mi vida desde entonces.  La recuerdo ancestral, en paz, como una gran madre cósmica que está más allá del tiempo y el espacio

Conversamos durante más de una hora en el departamento de unos conocidos de ella ubicado a pocos metros del shopping Alto Palermo de Buenos Aires. Con enorme agradecimiento hacia su calidez, generosidad y sabiduría, debajo comparto un resumen de la entrevista que le hice.

—————————————————————

“¿Cómo vamos a pretender que las enfermedades cardiovasculares dejen de ser la principal causa de muerte en el mundo, cuando vivimos en una sociedad que es tan opuesta al corazón?” Adriana Schnake, médica psiquiatra de origen chileno, no disimula su mirada antigua, profunda y melancólica al reflexionar sobre la “forma de ser de esa pequeña bombita autónoma, tan solidaria, que no hace más que distribuir el elemento vital por excelencia que es la sangre”. “El corazón entrega todo lo que recibe y descansa al mismo tiempo que trabaja; a él, jamás se le ocurriría acumular. Y eso es completamente ajeno a lo que ocurre en nuestros días; se pretende trabajar mucho más de lo que descansa, y ganar mucho más de lo que consume”, señala Schnake, una de las figuras más destacadas en la enseñanza, estudio y difusión de la psicoterapia gestáltica en el mundo de habla hispana.

El corazón entrega todo lo que recibe y descansa al mismo tiempo que trabaja; a él, jamás se le ocurriría acumular

“En vez de vivir en plenitud lo que nos ofrece la vida, y tener la inteligencia de ganar sólo lo necesario, ¿qué hacemos?, ponemos toda la energía, ideas y pensamientos al servicio de acumular cuanto sea posible”, subraya la autora de Los diálogos del cuerpo, que en sus libros suele preguntar: “El cuerpo habla, ¿quién lo escucha?”. A lo que responde: “Si cada cual se reconoce dueño de su propio cuerpo, y escucha sus mensajes, prescindiremos entonces del fastuoso edificio científico en el cual los seres humanos esconden toda su omnipotencia y falta de fe.”

El cuerpo habla, ¿quién lo escucha?

Schnake, más conocida como Nana, actualmente vive en la Isla de Chiloé, al noreste de la Isla Grande, frente a una bahía de aguas mansas recortada al fondo por la cordillera de los Andes. Allí ha erigido, casa por casa, el Centro de Crecimiento y Desarrollo Anchimalén, donde recibe grupos y personas que desean trabajar y atenderse con ella. 

-En estos días por Buenos Aires: ¿Ha notado grandes cambios en la gente que usted frecuenta? -No realmente; las dificultades económicas nos influyen, claro, pero no son los que más nos afectan. Los cambios profundos no pasan por ese plano. Creo que fue mucho más terrible lo que aquí se vivió después del golpe de Estado del año 76. La gente sí estaba cambiada. No se atrevía a hablar, tenía miedo de comunicarse. Ahora se habla, se reclama. Y, como buenos argentinos, siguen hablando mal de ellos mismos. La verdad es que no me gusta que se desacrediten tanto. 

-¿A qué cree que se deba ese hábito? -No lo sé. Tal vez es una forma de asegurarse, de algún modo, que es el otro quien se está portando mal. ¿Me explico? Como si el que habla o descalifica no tuviera nada que ver con lo que ocurre. En otras sociedades, las críticas hacia la propia cultura se suelen esconder bastante más. Como aquel dicho que dice: “La ropa sucia se lava en casa”. Por eso, a veces me sorprende lo duros que pueden ser los argentinos con ellos mismos. 

La ropa sucia se lava en casa.

-¿Cuál es su mensaje para un pueblo en plena crisis existencial? -Creo que en estos momentos hay que quedarse en silencio, tranquilo, juntando energías para poder conectarse con lo más primario y puro de cada ser, y con los verdaderos valores del pueblo mismo. Nosotros, los chilenos, tuvimos un tiempo de mucho oscurantismo, de mucha tristeza, de mucho estar para adentro. Por eso digo que las enfermedades nos detienen, nos duelen; pero si logramos entender el mensaje que nos traen, ellas nos facilitan un verdadero salto cuántico que nos relaciona de un modo diferente y renovado con nosotros mismos y los demás. 

-¿Por qué cree que una crisis de semejante magnitud se la define sólo por lo económico? -Eso habla de una gran negación; porque al definir a la crisis de económica, implícitamente se está suponiendo que al reactivarse el mercado queda todo resuelto. Y así se sigue siempre en lo mismo, en donde el valor imperante es el dinero. 

-¿Cómo explicaría la importancia del silencio en un mundo programado para producir incesantemente, donde tiempo es dinero? -Sólo del vacío, del silencio puede surgir algo nuevo. Como aquel cuento de la tasa, en el cual un hombre ávido por aprender de un reconocido maestro, va a visitarlo. El maestro, que lo recibe, sigue sirviéndole té hasta que rebalsa de la tasa. Entones, el discípulo le dice: “Maestro, maestro, está derramando el té”. “Bueno, eso mismo pasa contigo -le responde el sabio-. Tu cabeza ya está llena de ideas. No puedo enseñarte. Es más, tu no vienes a aprender.” Desgraciadamente, la sociedad, principalmente la Occidental, privilegia excesivamente el hacer algo, a la vez que la contemplación es tan rechazada. El mundo se ha colmado de ruidos que ensordecen nuestros mensajes más básicos; por eso, no será fácil la tarea de volver a vivenciarnos. 

Desgraciadamente, la sociedad, principalmente la Occidental, privilegia excesivamente el hacer algo, a la vez que la contemplación es tan rechazada.

-¿Cree que han evolucionado las psicoterapias? -Sí. Ahora, no sé si para bien o para mal (ríe). Bueno, pero si se supone que la evolución es hacia algo mejor creo, sí, que han evolucionado. -¿Qué ha quedado atrás? -El conductismo, ya hace tiempo. Y el psicoanálisis, que no suele admitir nuevas corrientes de trabajo y pensamiento, creo que también ya está bastante atrás. 

-Fritz Perls afirmaba que no se puede mantener una sensación o una vivencia por mucho tiempo con las mismas características, pues rápidamente va cambiando. Usted, en cambio, dice: “Lo único que se puede mantener fijo son las ideas”. ¿Por qué? -Porque todo, incluso el dolor, está cambiando constantemente. Nada permanece en un estado inalterable. Salvo, claro, que uno tenga una fuerte convicción. En este caso, es la idea, y no el dolor, la que está fija. Cuando alguien siente un dolor en el mismo lugar por mucho tiempo, es probable que lo esté sujetando en lugar de dejarlo ir. 

-¿Y cuál es la idea fija característica del ser humano de comienzos del siglo XXI? -Que lo único que le da seguridad es tener más y más plata. Y esa no sólo es una idea fija, sino también maldita.

Adriana Schnake en Anchimalén, Chile.

Adriana Schnake obtuvo el título de médica psiquiatra en la Universidad de Chile. Es, además, ex profesora de psiquiatría de dicha institución, presidenta honoraria de la Asociación Gestáltica de Buenos Aires y Córdoba, y Miembro de Honor de la Asociación Española de Terapia Gestáltica. Actualmente trabaja e imparte cursos y grupos en Anchimalén, el campo donde vive, trabaja y enseña. Una vez por mes viaja a Santiago de Chile, donde dirige una Escuela de Psicoterapia Gestalt (de formación de posgrado con una duración de tres años).

—————————————————————
*Isha Escribano es cantante, música y compositora; escritora y periodista; médica psicoterapeuta y life coach; conferencista; modelo; instructora de yoga, técnicas de respiración y meditación.

Recibida en la Universidad de Buenos Aires, en 1993, cuenta con más de 25 años de experiencia en psicoterapias y sesiones de life-coach personales y grupales; 20 años de profundo estudio teórico y práctico de Ciencias Védicas; un Fellowship sobre Budismo e Hinduísmo en la Universidad de Cambridge, Inglaterra; conocimientos avanzados de medicina ayurveda y un año de residencia en Clínica Médica en el Hospital Italiano de Buenos Aires.En los últimos 15 años brindó conciertos por todo el mundo, especialmente en Latinoamérica, y les dio cursos y talleres de desarrollo personal a más de 10 mil personas. En las sesiones de terapia, presenciales u online, vuelca y comparte su experiencia de intensa vida personal, su profunda búsqueda espiritual y su mixtura de conocimientos científicos, artísticos y humanistas, provenientes de diversas culturas y corrientes de pensamiento. Suelen ser terapias cortas (generalmente de no más de 8 sesiones, con intervalos de 15 días a un mes), apuntadas a resolver situaciones actuales puntuales. Como periodista y escritora, publicó más de 400 artículos de opinión, crónicas de viajes, ensayos y entrevistas en diversos medios gráficos de la Argentina y el exterior, principalmente entre 2000 y 2005. Su oficio de cronista la llevó a viajar por todo el mundo y a entrevistarse con figuras nacionales e internacionales de los más diversos ámbitos, culturas y tradiciones. También trabajó como columnista en programas radiales y como conductora televisiva en programas de salud. En 2006 fundó Igooh, el primer sitio argentino online de expresión ciudadana (y uno de los primeros de Latinoamérica), con contenido generado por los usuarios y sin moderación previa de comentarios. En 2007 fue nombrada Miembro Titular de la Academia Nacional del Folklore de la República Argentina. En 2008, creó Indra Mantras -el primer proyecto de mantras pop de Sudamérica-, con el objeto principal de popularizar los mantras y elevar los valores humanos en la sociedad por medio de la música y el arte. Su discografía incluye siete discos: -dos de folklore argentino: Por el sendero (2005); y De tierra y viento (2014); -y cinco de Indra Mantras: Niranjana (2008); Living Sessions (2011); Everything is love (2013); Siente (2016) y Canta (2019).Es instructora y fundadora (2001) de El Arte de Vivir en la Argentina. Por razones laborales y personales vivió en Boston y Nueva York (Estados Unidos), Cambridge (Inglaterra), Leipzig y Berlín (Alemania), Zurich (Suiza), Estocolmo y Västerås (Suecia). Además de español, habla fluido en inglés y tiene conocimientos de italiano, portugués, sueco, sánscrito y alemán.Isha es transgénero mujer.Vegetariana. Yoguini.Activista trans. Ambientalista.Nació en Pergamino, provincia de Buenos Aires, Argentina, el 10 de marzo de 1969. •Comenzó su transición de género el 3 de enero de 2019.
—————————————————————