23 febrero, 2020

Test: dime qué hábitos tienes y te diré cómo eres

¿Crees conocerte verdaderamente? ¿Y si apenas sabes apenas un poco de tí? ¿Te atreves a descubrirte? Hay ciertos hábitos cotidianos que te ayudarán a ver con más amplitud cómo eres.

Los hábitos pueden revelar aspectos no tan evidentes de las personas, así como las tendencias de conducta más frecuente: cómo comes, cómo realizas tus actividades, el tiempo que te tomas para cada cosa o cómo tratas a los demás.

Todos tenemos rutinas, conductas de las que ni siquiera somos conscientes, y hasta manías y obsesiones. Lo que no todos saben es que los hábitos enseñan varios aspectos y rasgos de la personalidad; ni buenos ni malos, pero sí, que definen un aspecto de cómo eres.

¿Tienes ganas de conocerte un poco más? Debajo, se comparten algunos de los hábitos cotidianos que dejan ver las distintas formas de ser de las personas. ¡Que te diviertas!

1. Cómo duermes

Si duermes frecuentemente de espaldas (boca arriba), significa que eres una persona relajada, estable y con alta autoestima. Pero si al dormir estiras brazos y piernas tipo estrella de mar, puedes tener tendencia a ser un tanto arrogante.

Si eres duermes en posición fetal (con las piernas recogidas en el estómago) eres inseguro y sueles preocuparte por todo, y duermes así porque te gusta sentirte protegido.

¿Duermes boca abajo sobre tu estómago? Entonces eres bastante tranquilo, decidido y crees mucho en tus elecciones; por otra parte, no te gusta que te critiquen en lo más mínimo.

Si duermes de costado, eres bastante analítico y estable. Estudias muy bien una situación antes de elegir y sueles inspirar confianza; además, te adaptas fácilmente a las situaciones y tienes una gran habilidad para resolver todo tipo de problemas y conflictos.

2. Cómo repones el papel higiénico

Las personas que prefieren que el papel higiénico caiga por delante del rollo son dominantes, mientras que las personas que dejan caer la capa por detrás del rollo son más sumisas.

3. Cómo escribes

Si tu letra es pequeña y es difícil de leer, eres tímido; por otra parte, te puedes concentrar fácilmente.

Si tu letra es grande, eres una persona extrovertida y tienes facilidad para hacer amigos.

Si al escribir tu letra se inclina a la derecha, significa que eres amistoso e impulsivo a la vez. Si se inclina hacia la izquierda, que eres reservado e individualista. ¿Y si la letra es recta? Entonces eres lógico y pragmático.

Si escribes haciendo mucha presión, tus emociones suelen ser fuertes y reaccionas rápidamente. Al contrario, si tu presión al escribir es ligera, dice de ti que tienes la facilidad para adaptarte.

4. Cómo estrechas tu mano

Si al dar la mano se siente como si tuvieras a un pez muerto entre ellas, eso te dice que la persona tiene una muy baja autoestima y su carácter es pasivo y débil. Pero también puede ocultar los pocos deseos de entablar una comunicación con la persona a la que se saluda.

El apretón de manos débil revela a personas más tímidos y neuróticos.

Las manos trasnpiradas revelan nerviosismo.

Cuando la persona que saluda en lugar de dar la mano ofrece solo los dedos para que sean tomados, esto indica que esa persona es insegura, quiere mantener la distancia y por ello prácticamente entrega el control.

Un apretón de manos firme y fuerte puede ser señal de alguien extrovertido, expresivo, valiente, confiado en sí y optimista; sin embargo, si la presión es excesiva, significa que la persona quiere intimidar.

5. ¿Eres puntual?

Las personas puntuales son más agradables. Las que llegan antes de la hora son un poco neuróticas, y los que siempre llegan tarde son bastante despreocupados e irrespetuosos del tiempo de los demás.

6. Cómo caminas

Si al caminar lo que haces es arrojar tu peso hacia adelante con paso veloz, eres muy productivo y lógico. Despiertas admiración, pero además pareces alguien frío y competitivo.

Si caminas con tu pecho al frente, los hombros atrás y la cabeza en alto, eres divertido, dueño de un gran carisma y muy sociable. Te gusta llamar la atención y destacas, pero además tiendes a ser muy distraído.

Si tus pasos son ligeros y tus ojos no se separan del suelo, eres una persona introvertida y amable al mismo tiempo.

7. Cómo y qué comes

A quienes comen lento les gusta estar en control, no se estresan mucho y saben apreciar la vida. Pero además puede revelar poco apetito.

Si eres de los que comen rápido, tiendes a ser ambicioso e impaciente.

Si gustas de probar comidas no tradicionales en tu cultura, revela de ti que buscas emociones y tomas riesgos.

Si eres escrupuloso con lo que comes, sueles ser bastante ansioso.

Y si te gusta separar los alimentos en tu plato para que no se toquen, eres precavido y detallista.

Beautiful young woman eating tom Yum soup, closing her eyes enjoying aroma of delicious soup.

8. Cómo tomas tus selfies

Las personas más amigables acostumbran a fotografiarse desde abajo.

Los más escrupulosos apenas muestran el espacio en el que están.

Los extrovertidos y abiertos a nuevas experiencias aparecen en actitudes positivas.

Los neuróticos acostumbran a poner cara de pato, con los labios hacia adelante.

Y… ¿qué conclusiones sacaste? ¿Encontraste similitudes entre tus hábitos y tu personalidad? ¿Te divirtió el test? Ojalá que sí…