24 febrero, 2020

Test: elige una figura y entérate de cuál es tu mayor debilidad

Aunque no necesariamente seamos conscientes, absolutamente todas las personas tenemos un punto débil; desarrollado por reconocidos psicólogos, esta simple prueba puede ayudarte a reconocer cuál es tu mayor dificultad en la vida

Absolutamente todos los seres humanos tenemos debilidades y lecciones que aprender en esta vida. Muchas veces, ni siquiera somos conscientes de qué es lo que tenemos que aprender ni de cuáles son nuestras mayores debilidades.

El subconsciente ejerce una constante y poderosa influencia sobre nuestra existencia y experiencias cotidianas. Específicamente, se encarga de mantener al cuerpo, almacenar y organizar los recuerdos, las emociones, las creencias y la energía, y filtrar la mayor parte de los puntos de vista y opiniones; es además responsable de los sentimientos y emociones que surgen frente a una diversas situaciones, e incluso se especula con que podría controlar algunas funciones del cuerpo específicas, tales como la respiración, la transpiración e incluso el ritmo cardíaco. 

En otras palabras, una infinidad de realidades se suceden dentro y fuera de nuestra existencia a cada instante, sin siquiera ser consciente de ellas.

El test que compartimos acá, si bien es simple, puede ayudarte a que descubras cuál es tu punto débil y a que, eventualmente, puedas trabajarlo. Solo tienes que mirar la imagen de abajo, elegir una de las tres posibles, y leer qué es lo que este test tiene para decirte.

Mira fijamente e identifica cuál es la imagen que más te llama la atención…

Imagen 1

Si elegiste esta imagen es porque sueles tener problemas con la toma de decisiones. Te preocupa muchísimo que puedas equivocarte, y eso te mantiene siempre en el mismo lugar sin dejarte salir de la zona de confort.

Es probable que hayas alcanzado un momento cómodo en tu vida, donde tienes las necesidades básicas cubiertas y, más o menos, has logrado algunos de tus objetivos principales.

Sin embargo, necesitas arriesgarte a salir de tu zona de confort si pretendes realmente atravesar tus límites y llegar hasta lo más alto de tu potencial. Recuerda: el que no arriesga no gana.

Imagen 2

Si elegiste esta imagen es probable que tu mayor debilidad sea que eres demasiado autoexigente. Aspiras a la perfección, y no está mal como ideal. Pero tú no aceptas menos, y eso te hace terminar demasiado estresado, literalmente agotado.

Recuerda que eres un ser humano, y no una máquina, y que la compasión no es completa si no incluye a uno mismo.

Si te sigues presionando tanto, esto te traerá consecuencias negativas en tu salud y en tu entorno laboral y emocional.

Imagen 3

Si elegiste esta imagen es porque tu problema principal es que te preocupas demasiado por las cosas. Hasta cierto punto, la preocupación es sana: te ayuda a evaluar las situaciones y actuar con precaución.

El problema es cuando vives totalmente encerrado en tu cabeza. Todo para ti tiene que ser analizado una y mil veces, y es una posible catástrofe. Entonces, en lugar de actuar correctamente, haces lo peor: no haces nada.

Tu aprendizaje consiste en aprender a soltar, delegar, relajarte y confiar más en que, llegado el momento, sabrás qué hacer ante los problemas que aparezcan. Es imperioso en personas como tí, especialmente, que practiques diariamente yoga, técnicas de respiración, meditación o cualquier otra técnica que te ayude a relajarte.