24 enero, 2020

Yoga Nidra: la ancestral técnica que purifica el cuerpo y la mente

También conocido como “el yoga del sueño consciente”, contribuye a lograr una profunda relajación física, emocional y mental

La técnica del yoga nidra se realiza acostado boca arriba, sobre el yoga mat, con los ojos cerrados y las palmas hacia arriba, apuntando al cielo.

Recostado y relajado en esa postura, todo lo que hay que hacer es dejar que los pensamientos y las emociones vengan, sin resistir absolutamente nada (ni siquiera sensaciones corporales) y llevar la mente, en forma liviana, a la voz del maestro o instructor que va guiando la meditación.

Esa voz puede ser de una persona en el mismo lugar, o bien de alguna grabación. Por lo general, con el paso de los minutos, se llega a un estado meditativo, entre el sueño y la vigilia.

Con el cuerpo sumamente relajado y lejos de las tensiones cotidianas, la mente comienza a abstraerse de los estímulos externos y de los propios pensamientos, generándose así una profunda purificación que permite la sanación en el plano físico, psicológico y mental.

Y es por tal motivo que al yoga nidra también se lo conoce como “sueño consciente”: porque se accede a la información almacenada en el subconsciente y en las distintas capas de la memoria, lo que habitualmente se manifiesta en forma de sueños. Así, se desbloquean recuerdos y viejos traumas para poder trabajarlos en el plano consciente.

Se puede practicar a diario, idealmente con el estómago vacío y preferentemente a la misma hora. Suele durar entre 20 y 90 minutos, y suele realizarse al final de una rutina de yoga o de intensos técnicas de respiración. También se puede hacer en cualqueir momento del día, como una forma de relajar el cuerpo y darle descanso a la mente.

Muchos maestros e instructores de yoga considera que el yoga nidra es ideal para comenzar a meditar, ya que se trabaja la atención plena, se expande la consciencia y se vuelca la mirada hacia el interior de uno mismo; es decir, es un gran primer paso para alcanzar un estado meditativo y un gran viaje hacia el autoconocimiento.

Dentro de los beneficios saludables del yoga nidra cabe destacar que promueve el buen funcionamiento del sistema inmunológico, relaja el sistema nervioso, reduce la presión sanguínea y disminuye las hormonas relacionadas con el estrés. A su vez, fortalece la mente, ayuda a superar hábitos tóxicos y nos permite conectarnos más con lo placentero, la intuición y el poder sobre la propia vida.

Si quieres practicar yoga nidra puedes hacerlo con la guía de un maestro o instructor en alguna clase de yoga, o bien desde tu casa escuchando grabaciones guiadas. Hay muchas disponibles en Internet. Es cuestión de que indagues un poco y te fijes cuál te sienta más a gusto.

Fuente: Yoga Nidra, el sueño consciente – Carmen Rodríguez Hochstrasser